Cuando tenemos una boda u otra ceremonia, la pregunta sobre ¿qué ponernos? es de lo primero que se nos pasa por la cabeza, la gran mayoría obtenemos la respuesta en un protocolo generalizado que fomenta que no se puede repetir vestido, bueno, me gustaría conocer a quien fomenta a veces este tipo de modas, como aquel que decidió que las modelos de alta costura deberían usar una talla 36, en fin, que esperemos que se den cuenta que la mayoría la 36 la dejamos atrás en la adolescencia y ahora que trabajamos y podemos tener dinero para comprar sus diseños hemos aumentado de talla…

Vamos a lo que vamos y contestando a la pregunta sobre qué ponernos, generalmente hacemos un repaso a nuestro armario y seguidamente haces memoria sobre algún posible vestido que no hayas puesto para tal ó cual boda. Bien, la primera conclusión nos recuerda que este ó aquel vestido lo hemos puesto en una boda en la cual esta novia era invitada, amiga ó familiar, por lo tanto no podemos volver a poner ese vestido, pero ¿por qué??, si leemos habitualmente revistas de sociedad ó corazón donde podemos ver a las princesas europeas u otras celebridades acudiendo a importantes ceremonias, y el titular dice “la princesa “tal” repite vestido…¿os suena?, entonces si ellas repiten ¿por qué nosotras no? Si analizamos un poco más la situación nos damos cuenta que hay fotógrafos, periodistas ó paparazzi (comunmente más conocidos) que se dedican a buscar este tipo de titulares, es decir les pagan por buscar el gran titular que nos llame la atención a esa boda monagesca, y que mejor que un vestido repetido, se nos van los ojos, pero ¿os parece tan horrible que nuestra princesa repita vestido? Sinceramente a mí me encanta, me solidarizo con ella y la encuentro más cercana, y por otro lado, dudo mucho que esas invitadas que son foco de los objetivos de los mejores paparazzi lean un blog sobre qué ponerse en una boda porque todas ellas disponen de no uno si no dos ó tres asesores de imagen ó personal shopper que les evitan pensar sobre qué ponerse.

Entonces, el mejor consejo anticrisis y sobre todo comodidad, es que abras tu armario y seguro encontrarás ese vestido que tanto te gusta, que tan bien te queda y que un día después de aquella boda pensaste “que pena me sienta como un guante y no lo puedo volver a poner”, pero ¿por qué no?, hombre, no digo que lo pongas para la boda de un hermano/a de los novios de  esta boda, pero se puede repetir, aunque coincidan los invitados. Puede ser que tenga una mala memoria para estas cosas, pero os aseguro que a casi todas las bodas que voy consigo hacer una especie de porra para votar a la mejor vestida y sinceramente no me acordaré si repites vestido pero seguro que sí de lo guapa que estabas, sinceramente nadie se acuerda si repites vestido, hombre puede que a quien cuentes que repites vestido se acuerde que en otra boda lo llevabas. Pero sinceramente si te sientes guapa, estilizada, cómoda, con un vestido aparcado injustamente en tu armario con todo lo que te mima ¿por qué no aprovechar su poderío?

Os cuento un secreto, la directora de una de las principales revistas de moda de referencia a nivel mundial, Anna Wintour, tiene por secreto repetir modelo en zapatos desde hace más de 10 años! ¿por qué? porque se siente bien y cómoda con ellos ¿una respuesta mejor?

zapatos para boda

Anuncios