Supongo que a todas nos pasa que cuando nos invitan a una boda y después de pasar por nuestra cabeza todo lo que eso conlleva, después de pensar si podemos reutilizar alguno de los vestidos de nuestro armario, después de pensar en el peinado y es justo después…cuando pensamos en nuestros futuros doloridos pies! Trucos infinitos para que los pies aguanten sin sufrir por los tacones, pero a veces es mejor salir de casa con los pies sobre la tierra e ir lo más cómodas posibles y olvidarse en casa “los zapatos para después”.

Aquí van algunas recomendaciones para vestir vuestros pies!

1. Lo primero mima muchos los pies realizando una buena pedicura e hidrátalos, utiliza zapatos cómodos cómodos los dos días anteriores a la ceremonia para tenerlos descansados.

2. Procura no recurrir siempre al socorrido zapato negro que dice con todo…los zapatos tienen el don de hacer que un vestuario sencillo luzca con gran glamour.

3. La controversia con las medias…mi opinión es rotundamente sí! No todas tenemos unas piernas perfectas para lucir, y aunque dicen que un tacón estiliza mucho la pierna y todo eso…si tenemos imperfecciones, algún granito, rojeces u otras marcas, las medias lo disimulan muy bien! además hoy en día tenemos en el mercado infinidad de modelos que casi ni se notan que se llevan y además las puntas vienen adecuadas para poner con sandalias. Bien es verdad que las medias con sandalias puede hacer que el zapato “baile” incluso sin música… para ello existen en las farmacias unas practiquísimas plantillas de gel que además de relajar el pie durante el día hace que los pies no bailen en los zapatos.

4. Muy importante asegurarse al comprar los zapatos que la suela no resbale! puede jugarte una mala pasada…, si te gustan muchísimo alguno que has visto y resbala, siempre los puedes llevar al zapatero para que te ponga una plantillas externas anti resbalones, ah y las tapas procura que no suenen!

5. Evita estrenar los zapatos el día de la ceremonia, procura andar con ellos aunque sea por casa los días previos, dejálos un buen rato para que se adapten a tu pie.

6. Si no estás acostumbrada a llevar zapatos “de aguja” no hagas un intento ese preciso día… todo el glamour de tu vestuario se puede ir al traste caminando al zigzag, busca unos zapatos con tacón más cómodos para tí como puede ser con un tacón un poco más ancho ó más bajo.

7. Y si no quieres ni oir hablar de tacones, siempre te queda la opción de la cuña al menos para después de la ceremonia, como estas cómodas a más no poder de Alpargatas Luz Martín

alp1

Anuncios