La mayoría de quienes leamos esta entrada nos vamos a sentir muy identificados, nos entendemos, sabemos lo que pensamos! Sí, la mayoría también tenemos el firme propósito para este mes de quitarnos esos kilos de encima que nos regalan extra la Navidad y las comidas del invierno…comienza la operación bikini!

No voy a aconsejar una dieta milagrosa de esas que al final siempre terminan aconsejando que hay que hacer deporte…porque eso ya lo tenemos marcado en nuestra conciencia a fuego, sabemos la lección, y también sabemos que el problema es único y universal: “falta de fuerza de voluntad”

El secreto está en seguir buenos hábitos, ya sabéis “crea una buena costumbre y conseguirás un excelente hábito”. Tengo que reconocer que como a la mayoría me encanta comer, no sé si será un don, mi madre seguro que pensará que sí, pero desde luego que me cuesta prescindir de disfrutar de mis comidas favoritas, de evitar las comidas con amigos de esas que llevan sobremesa, no poder evitar la tentación de felicitar a la cocinera de un restaurante, etc, creo que queda claro… así es que con todo esto nada más puedo decir que el truco está en los hábitos saludables ante una lucha diaria con la “mente-dieta”.

Estos son los 5 hábitos diarios que ayudaran a controlar el peso cada día:

1. La importancia del Desayuno.

Nada más levantarse beber un vaso de agua (si se añade zumo de un limón o si es una infusión mejor que mejor), dejar pasar unos minutos antes de comer nada, por ejemplo se puede aprovechar para preparar la ropa que se va a poner o los útiles para el desayuno. Pasados unos 5-10 minutos comer una fruta ó tomar un zumo y esperar unos minutos más antes de desayunar. El motivo de tomar la fruta fuera de la comida seguro lo habéis escuchado en más de una ocasión, hay opiniones de todo tipo, pero si os paráis a analizar la respuesta de vuestro propio organismo veréis que el cuerpo asimila mejor la fruta de ese modo y funciona su “regularidad” mucho mejor. Una buena idea es tomar la fruta antes de ducharse y así una vez terminada la ducha comenzar entonces a desayunar.

El desayuno debe llevar, fruta, hidratos y proteínas, todos los nutrientes necesarios para darnos energía y recargarnos adecuadamente para el resto del día, además si lo hacemos así, evitaremos que durante el día nos entre incansablemente las ganas de picotear. Como la fruta ya la hemos tomado, a la hora de sentarse a desayunar, se puede combinar un café con leche desnatada (o leche de soja), con unas tostadas con mantequilla light y unas lonchas de pechuga de pavo o jamón de york para aportar proteínas.

2.El ejercicio realmente es necesario

Aunque sabemos que el problema de la mayoría es que queremos adelgazar sin tener que hacer ejercicio, tampoco se trata de dejar la piel en un gimnasio cada día, sin embargo, podemos hacer en casa una pequeña tabla de estiramientos diarios, combinando con algún ejercicio de Pilates, con tan solo dedicar 10 minutos ya será un paso!  Apuntarse a los beneficios del senderismo, hacer rutas que nos permitan desconectar del estrés de la semana, contactar con la naturaleza a la vez que quemamos grasa, todo es empezar! Y en este enlace os dejo unos vídeos de ejercicios para hacer desde casa de forma divertida y amena “Mantenerse en forma desde casa

3. Benditas infusiones

Para la mayoría eso de tener que tomar 2 litros de agua diaria suena a penitencia! por lo que oír además de tener que hacerlo en infusión ya suena a broma pesada, pero es tan fácil como tratar de hacer de ello una sana costumbre, personalmente irme a dormir sin tomar antes una infusión me resulta casa imposible. Sobre las infusiones hay un dato curioso, aunqe las propiedades de cada infusión suele estar indicada para determinadas situaciones, si nos fijamos en como las asimila nuestro cuerpo podemos encontrar la más adecuada para cada uno, por poner un ejemplo, en mi caso las infusiones marcadas como diuréticas (ej. cola de caballo)  no suelen tener un efecto para mí de eliminación de líquidos importante, sin embargo una tila me produce un efecto diurético importante. Una infusión que recomendaría, el té verde, todo lo beneficioso que puedan decir de él seguro que es poco.

4. El picoteo entre horas

Sobre esto poco habrá que decir que ya no se conozca, eso de que nos digan que hay que intentar tomar una infusión ó comer una fruta cuando nos da el hambre resulta complicado, sobre todo porque para hacerlo hay que pasar delante de la maquinita de snacks y chocolatinas o por la cocina y es bastante probable terminar cayendo…, lo de la infusión suele dar resultado si conseguimos llegar a hacerla sin comer otra cosa antes, suelen llenar bastante y hacernos olvidar el momento “picoteo”, en el caso de la fruta personalmente y como a la mayoría, solo suele funcionar durante unos minutos más. Una solución que personalmente me funciona a mí y a otras personas que conozco es un suplemento a base de Mango Africano, seguro que habéis oído hablar de él, pues su efecto es saciante y además lleva vitamina B, por lo que hace posible conseguir llegar a la hora de comer sin picotear algo antes y sin darte cuenta. Eso sí, entre las 3 comidas principales, es importante siempre tomar algún tentempié para mantener equilibrados nuestros niveles de azúcar y energía, pero de una forma consciente y sana, sin caer en la tentación de la bollería industrial.

5. Una cena de proteínas

No soy partidaria de hacer dietas estrictas de comer solo proteínas, sin probar los hidratos ni las grasas, todos los nutrientes son necesarios para que nuestra “máquina funcione” en un equilibrio natural, aunque he de reconocer que hace unos años hice una dieta (controlada por un especialista) donde la base eran las proteínas, pero también comía hidratos solo que no podían llevar trigo y la bollería debía ser realizada en casa sin grasas procesadas, la fruta siempre fuera de las comidas y evitando los lácteos, pero cada día mi alimentación se componía de todos los nutrientes necesarios, y realmente funcionó.  Una buena forma de hacer trabajar bien al organismo es cenando solamente proteínas, de esta manera el cuerpo las asimila mejor en el período de descanso de la noche.

Y por último quiero mencionar algo sobre lo que se habla mucho últimamente y hacia donde se encaminan las investigaciones sobre el sobrepeso, se trata de tener una flora intestinal sana, por lo visto últimas investigaciones indican que una mala flora intestinal produce hinchazón de estómago, retención de líquidos, estreñimiento y muchos más problemas que nos impiden adelgazar, para ello se recomienda tomar prebióticos y probióticos, aconsejan tomarlos unidos porque por lo visto los prebióticos son el alimenta de los probióticos para un buen funcionamiento inicial deben tomarse  juntos, hace poco que me decidí probar y realmente funciona! lo compré en una farmacia por consejo de la farmacéutica, se llama Yobalex, os dejo un enlace para que veáis qué es y como funciona desde dentro.

Hoy en día también contamos con diversas técnicas para eliminar grasas que funcionan muy bien, pero si además seguimos estos hábitos las preocupaciones diarias de perder esos kilos de más dejarán de preocuparnos!

kkkislos

Anuncios